miércoles, 26 de septiembre de 2007

Ayer...


Ayer, mientras observaba el cielo, y escuchaba al silencio, mientras que el sol se despedía, regalando sus últimos rayos débiles.... dejandose llevar por la noche y abriendo paso a la amiga luna.
Ayer mientras dejaba volar mi mente dejandola ir a dar un paseo con el señor viento, con la esperanza de que en algún lugar de este recóndito mundo pudiera encontrarse contigo, y pudiera regocijarse en la tuya...
Ayer mientras observaba el atardecer me acorde de ti, he imagine a ciegas el sabor de tus besos y el calor de tus brazos para poder regocijar mi alma con la ilusión del pensarte...
Ayer mientras el cielo se estrellaba poco a poco vi a lo lejos la primera estrella de la noche y desee que tu la vieras, y que le pidieras un deseo como yo lo hacia en ese momento, deseando que pensaras en mi...
Ayer justo antes de que la señora luna llegara a a nuestra cita, pensé en las mil y una posibilidades de nuestro encuentro. si es que algún día llegara, pensé en las il y una maneras de idealizarte a pesar de que se que no debo hacerlo pues es solo una tortura a mi misma, mas bien debería aceptar el presente y dejar de sonar, por que un amor no puede ser amor si no implica sueños e ilusiones?
Ayer cuando la luna llego puntual a nuestra cita le pregunte los por que de todo esto que me esta pasando... y lo único que hizo fue regalarme una sonrisa... y aunque no me dijo nada, nada fue suficiente para que yo entendiera que es necesario que yo viva y sienta esto para darme cuenta de lo feliz que soy a tu lado, aunque no este a tu lado....

1 comentario:

Nati dijo...

Realmente precioso, me gustó mucho, como siempre la luna es la fuente de nuestras inspiraciones. Hasta prontito lunática.