miércoles, 17 de febrero de 2010

La casa en la playa...



En aquella época, vivía sola en una pequeña casa cómoda a la orilla del mar, era un poco solitaria, pero lo cómoda recompensaba. Tenía una vista espectacular, con enormes ventanales, bastante bien iluminada, una chimenea enorme en la sala principal, una recamara bastante cómoda, no podía pedir más, el mejor lugar para convertirlo en mi santuario de descanso. Siempre había considerado mi casa mi santuario, mi lugar de descanso, un lugar donde nadie me molesta, donde me alejo de todo y de todos.

La primera semana fue un poco extraña, el ruido de las olas me despertaba continuamente, algunas veces, soñaba que las olas crecían hasta alcanzar mi casa, y así por obra de magia el mar se comía mis sueños, mi tranquilidad y mi vida entera.
Poco a poco todo eso fue desapareciendo, o quizá me acostumbre al susurro del mar en mis oídos, disfrutaba de todo a mi alrededor, todo era tan especial, que no me daba cuenta del pasar de las horas.
En invierno, pasaba largas horas de trabajo sentada frente a la chimenea, en verano, salía a tomar el sol en alguna de las rocas que adornaba mi casa, en ocasiones me sentaba frente a la ventana, simplemente a observar el movimiento de las olas, las gaviotas, el cielo y el sol que se reflejaba en esas aguas saladas.Todo en mi vida era un silencio total, hubo un momento en el que creí haber olvidado el sonido de mi voz.
Cierta noche, mientras dormía profundamente, algo interrumpió mi sueño, un murmullo abrazador, una voz lo suficientemente tierna y dulce que me enamoró de solo escucharla, sentía su aliento en mis oídos, y eso me hacia experimentar cierto placer, esto se produjo día con día, y yo esperaba con ansia las noches para escuchar aquella voz de murmullo que me llevaba a otro plano, nunca logre entender lo que realmente quería decirme yo solo me dejaba llevar por el éxtasis que en mi provocaba.
Con el tiempo me acostumbre a su idioma, tanto, que podía entender por fin lo que durante mucho tiempo había querido decirme, me pidió que la siguiera, y sin pensarlo fui tras de ella, me dejaba guiar por aquella voz en mis oídos. Mi cuerpo desnudo se estremeció al sentir la brisa y el frío nocturno de la playa...De pronto el agua salada en mis pies me despertó, ahí estaba yo, desnuda en medio de la playa, viendo aquella voz alejarse entre las aguas saladas...


Lo escribí mientras escuchaba... "As fast as you can" by "Fiona Apple"

8 comentarios:

Carla dijo...

woow debo confesarte que me gusta mucho tu nuevo estilo de escribir , lo as descrito perfecto...quiero una casa así :)

oscareque dijo...

La descripción de la casa me hizo imaginar una casa al estilo de la casa del lago.

Me gusta esta nueva fasceta Gabs, me llevaste paso a paso en esas imágenes.

Un abrazote
Saludos

blackeagle-italiano dijo...

Sabes mi querida Gab, este post me recordo a un pequeño texto que habias puesto hace mucho tiempo y me gusto al igual que Carla!!!

Y tu que decias que ya no te apasionaba escribir!!!

Besos!!

Ëtör dijo...

=)

Ëtör dijo...

Poniéndome al corriente...

blackeagle-italiano dijo...

Gab... ahorita que me di cuenta que me eliminaste del msn, senti muy raro!!!

Porque?

Anónimo dijo...

very nice post - simple but very informative

buy backlinks

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante , gracias